LOS TERREMOTOS EN MÉXICO…LOS DEVASTADORES EFECTOS DE LA CORRUPCIÓN (TERCERA PARTE) 6

Terremoto 3.jpg

De acuerdo con datos del Servicio Sismológico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la sismicidad en este país se ha incrementado, en los últimos tres años, no sólo en frecuencia, sino también en intensidad.

Esto debe llevarnos a replantear el papel y responsabilidad de las autoridades…¿competentes?

Sin dejar a un lado las tragedias humanas que se viven día a día en diversas zonas del país, me quisiera referir al caso de la Ciudad de México. Por diversas razones.

a) Por tener la mayor densidad de población. Con casi 21 millones de habitantes es la cuarta ciudad más poblada del mundo (sólo después de Tokio, Delhi y Shanghai), en tan sólo 1,485 kilómetros cuadrados. Con un suelo, por cierto, de muy mala calidad; como dijera el profesor inglés de la Universidad de Cambridge, James Jackson: es como construir sobre una gelatina.

b) Porque las autoridades de todos los niveles han permitido a ciencia y paciencia (léase corrupción) la edificación de miles (no existe un padrón de ello) de oficinas y edificios habitacionales aun en contra de las más elementales normas de seguridad en las construcciones, en todas las todavía “Delegaciones” (en 2018, “demarcaciones territoriales”) de la ciudad, o ha permitido que sigan siendo utilizadas construcciones que contaban ya con un dictamen de inhabitabilidad. Corruptela, pues, tras corruptela.

c) Porque, como consecuencia del sismo de 19 de septiembre de 2017, en la ciudad de México, al menos 38 edificios colapsaron (trágicamente, con seres humanos dentro de ellos) y más de 3,000 edificios quedaron severamente dañados (con damnificados colocados literalmente en situación de calle).

d) Porque para la Ciudad de México se espera un sismo que podría ser de una magnitud superior a 7.5 grados Richter (de acuerdo con el Instituto de Geofísica de la UNAM y la Escuela de la Tierra del Instituto Politécnico Nacional), que podría llevar incluso a la devastación total de la ciudad más poblada del país.

e) Porque en los diversos medios de comunicación sólo se ha mencionado la responsabilidad de los constructores y de funcionarios menores, muy menores.

Pero… ¿dónde queda la de las autoridades de primer nivel?, ¿acaso están exentas de responsabilidades?, ¿por qué a ninguna de ellas se le han iniciado los procedimientos legales para que respondan de sus actos y omisiones?

Es pues tiempo de hacer un “corte de caja” para referirnos a ellos. Bajo la premisa de que las consideraciones que aquí hacemos sobre ellas no son exclusivas de las de la capital de la República, sino que, con sus características propias y modalidades, hay que establecer las que correspondan a otras autoridades, entre ellas, las federales, estatales y municipales.

Antes de iniciar el recorrido de las responsabilidades, para muestra basta una trilogía de muy tristes botones: Ciudad de México, Delegación Benito Juárez, ¿su titular?, Christian Von Roehrich. Un edificio nuevo (¡¡¡ a sólo nueve meses de haber sido habitado!!!): “Residencial San José”; calle, Zapata 56… se derrumbó: ¡¡¡Mala calidad de los materiales, falta de castillos para reforzar el edificio!!! ¿Y…qué…ninguna autoridad se percató de ello?

Misma Delegación, mismo titular. Calle de Bretaña 90. Una casa de dos pisos. Por obra y gracia de la corrupción se convirtió en un edificio de cinco pisos. Pero nadie los vio antes del sismo. ¿Seguros?, ¿ni siquiera el Delegado?

Como en otros casos hubo víctimas inocentes, que perdieron la vida. A esto se llama homicidio doloso.

Un caso que acaparó la atención nacional fue el que causó la muy lamentable muerte de 19 niños y 7 adultos: el Colegio Enrique Rébsamen. Delegación Tlalpan, a cargo de Claudia Sheinbaum.

Esta funcionaria acudió al fácil expediente de culpar al Instituto de Verificación Administrativa (INVEA DF) de Meyer Klip Gervitz, puesto que la escuela, de manera ilegal, contaba ¡¡¡con departamento y jardín incluidos en plantas superiores!!! El funcionario conocía bien el caso, porque la institución que encabeza realizó al menos una visita de inspección al inmueble.

Meyer reviró y dijo que la responsabilidad era sólo de la Delegación Tlalpan. Además, puso como pueril excusa que él no podía proceder contra la escuela porque el asunto estaba en litigio ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

La presidenta de ese Tribunal lo desmintió de inmediato. El juicio ya estaba concluido y ganado por el INVEA, por lo que debió clausurar casi cuatro meses antes de que ocurriera la tragedia. ¿Por qué no lo hizo?, ¿por qué fue omiso?, ¿qué recibió a cambio de otorgar un favor de ese tamaño y de tan graves consecuencias?

Y a todo esto, ¿habrá consecuencias para todos los altos funcionarios responsables?, ¿cuáles son éstas?, ¿serán administrativas, patrimoniales e incluso penales?, ¿por qué no se han iniciado?, ¿quién los protege?, ¿se sellará otro ominoso capítulo de impunidad en la vida nacional?, ¿las víctimas o los ofendidos carecen de medios para protegerse jurídicamente y recuperar alguna parte de lo perdido?, o, ¿la vía es únicamente la protesta en calles, plazas o avenidas?

Continuaremos en una siguiente entrega…

  1. Tanto los funcionarios y empleados delegacionales, del gobierno central, de la asamblea, las firmas inmobiliarias especialmente las de origen extranjero, se “protejan” mutuamente, será totalmente imposible que se den acciones en favor de tantas y tantas familias damnificadas, un ejemplo de esto; la “lentitud” con la está actuando la procuraduría de nuestra maltratadisima ciudad.

    • Estimado Rafael Pablo: Agradezco su amable comentario. Tiene toda la razón, colusión de autoridades y constructoras, a las que sólo los mueve el interés por las ganancias ilícitas a costa del sufrimiento de la gente, de sus profundas carencias, y aun de sus vidas. La población es lo que menos importa.
      Ahora de los que se trata, para los actuales corruptos, es asegurar posiciones en un próximo gobierno, en él o cerca de él, para ser también los futuros corruptos y perpetuarse como tales por generaciones, como hasta ahora lo han hecho.
      Y aún así, el titular de esta página sigue creyendo en el Derecho como instrumento de defensa social. En la próxima entrega me referiré a ese tema.
      Con un cordial saludo,
      Humberto Ruiz

  2. Muy querido Dr. HERT:

    Oportuna y cruda como la realidad esta tercera entrega que nos regalas. La corrupción entendida como “la acción humana que transgrede como hábito las normas legales y los principios éticos” a ultranza. Una corrupción que ya vimos que se pinta de todos los colores o se disfraza de independiente, a la corrupción nada le importa y nada la detiene. 

    Las “autoridades irresponsables” son las primeras que no quieren acabar con la corrupción, que emiten leyes como odas o cánticos casi poéticos a las tan ansiadas legalidad y transparencia, pero se escudan hasta clasificando como reservada la información para garantizar los años que los dejen en la total impunidad y a los particulares en la total indefensión; cómplices unos de los otros, es triste coincidir contigo y ya no creer en nada ni en nadie. 

    Ante una sociedad callada y ya enferma, que se duele pero ya se acostumbró a vivir en la corrupción, su silencio se torna cuando menos culposo.  ¿Qué otras tragedias tienen que suceder para que México reaccione, (gobernantes/gobernados) y entendamos que es quizás la última oportunidad de que sean las urnas y no las calles o hasta las armas, las que nos den un nuevo gobierno decidido o no, a buscar el bien común y a servir y no a servirse de la sociedad. 

    Mi cariño siempre. SCCh. 

  3. Muy querida Susy: Carentes de todo sentido ético, los gobernantes de todos los colores (para decirlo más claro, de todos los partidos, sin excepción) y de todos los niveles de gobierno se presentan, ellos y sólo ellos, cínicamente como ciudadanos respetables. Una parte esencial de la sociedad manifiesta su repudio a la corrupción; pero en los hechos la fomenta, la protege y hasta la procura como una forma aceptable de vida. La corrupción recorre todos los ambientes, todos los caminos y todos los entornos sociales. Aparece como un verdadero destino manifiesto. Como los abrojos de Providencia 1533 y 1535, en la Colonia del Valle de la Ciudad de México. Mentira, corrupción y podredumbre, en un sólo caso.
    Lo difícil, casi imposible, y hasta excepcional es transitar por un sendero ética y legalmente correctos. Es tan complejo, que resulta hasta penoso. Pero, estoy convencido, vale la pena hacerlo, como lo haces tú, de que se puede y se debe vivir en los hechos con sentido de dignidad, buscando en la ley el ethos personal y social un verdadero sentido de existencia. Cariñosamente, Humberto.

    • Muy querido Dr. HERT: Gracias por tu excelente réplica, que resulta una tomografîa de la corrupciòn que todo toca y mancha.. Me hace recordar los lustros de batallas juntos, de todo tipo, la más reciente es precisamente la de Providencia 1533 y 1535, Colonia Del Valle, en nuestro D.F., para otros, CDMX.
      Si eso les pasa a los que hemos decidido estudiar, y prepararnos desde la infancia, para permanecer en el aprendizaje, creer en la justicia y saber hacer valer la ley, para que prevalezca el Derecho sobre las amenazas de banqueta, a las complicidades y las formas inimaginables que las “autoridades irresponsables” encuentran para hacernos caer en la trampa y transgredir el estado de Derecho.
      Tu respuesta me anima y reanima, espero pronto decirte, mira, a “pesar de todos los pesares” orgullosamente valió la pena, triunfamos, de facto hemos ganado cada día por 5 años y espero un día decirte, definitivamente “triunfamos y valió la pena”, vencimos a la corrupción y el no permanecer inertes y callados con el silencio cómplice o el derrotismo crónico haciendo así de la corrupción el ethos o destino como forma de vida a la que nos hemos “acostumbrado” los mexicanos, juntos romperemos este paradigma o “caja de Pandora” donde se guardan los males que nos aquejan y pocos hacemos algo para combatirlo.
      Mi mayor ejemplo e inspiración de pundonor, rectitud, inteligencia y honradez cabal…, eres precisamente TÚ!!!
      Mi cariño siempre. SCCh.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s