FINANCIAMIENTO A LOS PARTIDOS POLÍTICOS EN MÉXICO. O MEJOR… ¡¡¡NO AL FINANCIAMIENTO PÚBLICO A LOS PARTIDOS POLÍTICOS!!! 2

GRÁFICA.FINANCIAMIENTO

De acuerdo con un sondeo realizado en este sitio el ¡53.08%! de los participantes estima que debe eliminarse el financiamiento a los partidos políticos en México.

En ese número queda comprendido un 22.22% que considera que el subsidio debe de eliminarse por completo. Un 19.75% que debe eliminarse y asignarse a programas y proyectos productivos. Mientras que un 11.11% estima que debe eliminarse y asignarse a programas y proyectos sociales.

Es interesante advertir que para un 20.99% debe reducirse anualmente ese subsidio, de manera progresiva. Y si lo agregamos al 53.08% mencionado en la primera línea de este comentario… resulta que… el 74.07% (en números redondos ¾ partes de los participantes) no están de acuerdo en que los recursos públicos vayan a parar a manos de esas asociaciones.

De manera contrastante sólo un 0.31% se pronunció por aumentar ese flujo de recursos y un 1.54% porque se mantenga con los aumentos que actualmente tienen.

Esto podría dar lugar a diversas hipótesis. La más visible es que existe insatisfacción con el uso que esas organizaciones han dado a los recursos públicos… qué más se puede decir…

Pero más allá de ello…¿qué opinas de estos resultados?

  1. Queridísiimo DR HERT, los partidos políticos ya demostraron su ineficacia, su costo altísimo a fondo perdido para todos los mexicanos, son instituciones que han perdido rumbo, unidad y toda credibilidad, pasemos de la partidocracia o gobierno de los partidos como monopolio, a los gobiernos encabezados por líderes con propuestas que se cumplan cuando se gana. Sin importar el color de las ideas, sólo gente con vocación de servicio, brillante, inteligente, proba, vertical, congruente, honesta….es decir, necesitamos muchos como TÚ, sería la única solución.
    Mi cariño siempre.
    SCCh.

  2. Queridísima Doctora Susy Carrillo: Durante mucho tiempo se dijo que la solución para casi todos los problemas del país era una apertura que permitiera que partidos políticos diferentes al entonces hegemónico tuvieran una real y verdadera participación en procesos democráticos.

    Muy pronto se vio que la diferencia entre unas y otras organizaciones era su habilidad y velocidad para hacer fortunas “de la nada” y que los problemas sociales les resultaban relevantes en el discurso de época electoral.

    Sigo creyendo en la democracia, hoy como en muchos ayeres de mi vida; pero no tengo la vana ingenuidad de creer que por sí solucione ningún problema.

    Cariñosamente, Humberto Ruiz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s